Guía de series con un punto romántico

Las historias de amor tras «Por 13 razones»

«Por 13 razones» se estrenó el 31 de marzo en Netflix, y la vi ese fin de semana casi del tirón. El tema que trata la serie es duro, complejo y hay muchas voces que dicen que no se toca de la manera correcta. A mí me gustó mucho, aunque admito que el final me dejó con algunas incógnitas. Pero no he venido a hablar del tema importante de la ficción: el suicidio, sino del amor tras la historia de Hannah Baker. Y lo advierto desde ya, si no la has visto, ve a Netflix a verla y vuelve, te aseguro que te interesará.

novela romantica

El amor tras «Por 13 razones»

historia amor

Olivia y Andrew Baker: el amor incondicional

La relación entre Olivia y Andrew, los padres de Hannah, me fascinó desde el primer momento. Según cuentan en la serie, llevan juntos toda la vida y son el paradigma del amor romántico. Tras una desgracia como perder a una hija, y más como lo pierden ellos, su relación es muy fuerte y para mí es la verdadera historia de amor de la ficción.

historia amor

Jessica Davis y Justin Foley: el amor tóxico

Lo peor de esta relación es que sí que creo que Justin quiere a Jessica, pero que tiene tanta mierda basura en la cabeza que no sabe cómo actuar. Aunque su relación es horrible, tóxica y sin duda un desastre. Tras acabar la serie, no quieres volver a verlos más juntos.

historia de amor

Clay Jensen y Hannah Baker: la verdadera historia de amor

Cuando ves la serie (no he tenido la oportunidad de leer el libro), lo ves todo desde los ojos de Hannah y desde los ojos de Clay. Es muy complicado no pasarlo mal cuando Clay va avanzando por la historia que está contando la que fue su primer amor. Cada una de las escenas en las que se encuentran juntos son adorables y tiernas, puedes tener la sensación de que él podría haber hecho algo más por estar con Hannah, aunque también podemos pensar lo mismo de ella. Si lo vemos bien, es una relación adolescente, con sus tensiones y con sus momentos difíciles, solo que la historia de Hannah es tan sumamente dura, que no pudo soportarla. Si ella no hubiese sufrido tanto, hubiesen acabado juntos.

En general, la serie me gustó mucho y la recomiendo siempre que el tema del suicidio no sea algo que te cueste, ya que la escena en que Hannah se quita la vida es realmente dura. Y, cuánto más la conoces, menos entiendes que una chica así se quiera suicidar, hasta el capítulo doce, donde parece que todo explota. No hay justificación para quitarse la vida, y por eso hay mucha gente que dice que en esta serie (y en el libro) se trata el tema de una manera muy trivial, aunque a mí no me lo parece.

¿Has visto «Por 13 razones»? ¿Qué te pareció?

Únete a mi lista de correo

Y consigue mi «Guía de los errores históricos más comunes en los libros románticos de época victoriana».

Puedes compartirlo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario