Novela romántica contemporánea, Novela romántica histórica

Mis novelas románticas leídas en la playa este verano (y una más)

Creo que leer en la playa es uno de los placeres de la vida. Te bañas, nadas y vuelves a la arena para poder descansar y continuar con un libro maravilloso. Yo este verano he podido disfrutar de varios en la playa, algunos los he releído, pero en esta ocasión solo voy a hablar de aquellos que he leído por primera vez del género romántico + un plus, un libro no romántico, pero que merece ser comentado. ¿Listos? 

novela verano

Mis novelas de este verano en la playa

Novela romántica histórica

Bajo el sol de medianoche, Marisa Grey

Novela romantica verano

En 1898 la ciudad de Dawson, en el remoto territorio del Yukón en Canadá, se ha convertido en el destino de miles de hombres y mujeres en busca del oro del río Klondike. Mientras todos sueñan con la nueva Fiebre del Oro, Cooper Mackenna se conforma con sobrevivir en su cabaña junto a sus perros, más deseoso de olvidarse de la mujer que le traicionó en el pasado que de hacerse rico. Por fin ha encontrado un lugar donde vivir sin rendir cuenta a nadie, pero su calma se ve alterada por dos mujeres, Lashka, hija del jefe Klokutz del pueblo tlingit, y Cora March, la guapa y peligrosa propietaria del hotel más lujoso de la insólita ciudad de Dawson. Lo que ignora Mackenna es que su pasado está a punto de reaparecer.

Lilianne Parker, una mujer despechada, cansada de ser ignorada por su familia y juzgada por el resto de la buena sociedad de San Francisco, espera dar un cambio a su vida cuando se case con el honorable Aidan Farlan, un buen hombre que la ayudó a superar la soledad que ella misma se había impuesto. Sin embargo, la fotografía procedente del Yukón de un hombre con quien se fugó nueve años atrás —y que creía muerto—, pone en peligro su futuro enlace. Decide viajar hasta el Yukón en busca de Cooper Mackenna, para poner fin al último vínculo que la ata a un pasado doloroso. Su intención es conseguir una confesión de abandono que le permita solicitar el divorcio.

Entre las bulliciosas calles de Dawson, la rudeza de los campamentos a orillas del río Klondike y la mundana ciudad de San Francisco, Cooper y Lilianne deberán decidir en quién confiar y si están dispuestos a averiguar qué sucedió en el pasado. En el sinuoso camino hacia la verdad ambos se han granjeado poderosos y temibles enemigos. No son pocos los que anhelan el oro de Mackenna Creek o que el matrimonio de Cooper y Lilianne sea anulado cuanto antes.

Pero, por encima de todo, tendrán que averiguar si están dispuestos a darse una segunda oportunidad.

Bajo el sol de medianoche ha sido una de las mejores lecturas del verano. Es una novela larga, para disfrutar bien de los personajes, principales y secundarios; de la ambientación que da la autora, que es tan buena que te vas metiendo en el Yukón casi sin darte cuenta, y, por supuesto, de una maravillosa historia de amor. 

En relación con la historia de Lily y Cooper debo decir que ya me ganó con una cosa: es de reencuentro, y estas historias son mis favoritas. Que tengan un pasado, bien orquestado, y que tenga sentido que no se hayan encontrado en un tiempo, es básico. La autora lo hace bien, con un recurso algo usado, pero que no desmerece en absoluto la trama de la novela.

Una cosa que me gustaría comentar es que a mí, en un primer momento, la idea de la fiebre del oro, del Yukón y tal, me gustó regular. Por eso tardé tanto en comenzar a leerla. Después de terminarlo, que me duró nada para la longitud del mismo, no me arrepiento en absoluto. De verdad que merece la pena. Así que, si estás como yo, te recomiendo empezarlo. Si al poco no te has enamorado de los personajes, vienes y me echas la bronca ^^. 

Comprometida con un bárbaro, Carol Townend

Novela romantica verano

Las bellezas de Bizancio eran el sueño de cualquier guerrero…

La princesa Theodora de Constantinopla debía casarse con el duque Nikolaos, el comandante en jefe del ejército, un hombre a quien el emperador había elegido para ella. Una princesa imperial siempre debía cumplir con su deber: ser bella, obediente y pura.
Sin embargo, Theodora había vivido diez años en el exilio, en las tierras de los bárbaros. Y tal vez allí, en alguna ocasión, hubiera olvidado el protocolo…
A medida que se acercaba su noche de bodas, Theodora fue descubriendo que quería compartir su lecho con el duque, pero sabía que eso sacaría a relucir su mayor pecado…

Debo comentar que a mí este libro no me gustó del todo, pero que tiene cosas buenas que quiero resaltar. Para poder contar mi opinión, en esta ocasión, voy a comentar algunos hechos que pueden considerarse spoiler. El que avisa no es traidor. 

Comprometida con un bárbaro es una novela muy normalucha o, bueno, lo sería si estuviese ambientada en Escocia o en la Edad Media inglesa. Sin embargo, lo mejor de la trama es que se centra en la Constantinopla imperial, tras la caída del Imperio Romano de occidente, con el caos organizado, se queda oriente como único heredero del poder romano, con su capital en Constantinopla, y Theodora, la protagonista, es una princesa del lugar. Así que, me ha gustado mucho la ambientación, me ha parecido original y eso hace que tenga más interés que si hubiese sido en un lugar como más… manido. 

¿Qué tiene de malo? Que es muy predecible y, hasta lo que debería ser un escollo en la relación, acaba siendo una bendición. Por ejemplo, nada más comenzar el libro, sabes que ella tiene un hija, es decir, ya no es virgen y no ha estado casada. Eso debería ser un problema con su prometido, pues, cuando lo sepa, puede deshacer el matrimonio, ella puede caer en desgracia y su hija puede acabar mal. Sin embargo, llegado el momento, a Nikolaos no es que no le importe ese pequeño detalle, es que hasta le parece un regalo caído del cielo. Permíteme que dude que un señor general del siglo V d. C. esté encantado con la situación. No sé, no quiero que me monte el pollo, pero sí que, al menos, sea algo a hablar o debatir entre ellos. Me pareció que todo fue demasiado fácil y que, cuando hacía falta algo de acción, todo se arreglaba por arte de birlibirloque. 

En definitiva, si quieres leer algo distinto, sin mucha complicación, no está mal para pasar el rato.

La dama y el dragón, Mónica Peñalver

Novela romantica verano

Adrian Wentworh es un hombre hecho a sí mismo que ha conseguido granjearse la simpatía del rey Enrique VII combatiendo ardientemente por su causa. Son ya muchos años los vividos en el campo de batalla y ha llegado el momento de retirarse a un hogar y unas tierras en las que envejecer. Esto está ahora al alcance de su mano, pues el rey ha decidido recompensarle entregándole la mano de Lady Norfolk, pero, ¿podrá él desposarse con una mujer que lo odiará hasta el final de sus días?
Lady Margaret está acostumbrada a llevar las riendas de su vida, así que, para frenar los avances de un pretendiente no deseado, no duda en pedir audiencia con el rey e incluso hacer un solemne pacto con él. Ahora, por mandato del monarca está obligada a contraer matrimonio con el irascible, cruel y temido Adrian Wentworh, apodado «Dragón». Lady Norfolk obedecerá la orden real, pero contraviniendo el sentido común, está decidida a desafiarle a cada paso y no piensa dejarse amilanar por el feroz guerrero que tanto la conmueve.

La dama y el dragón es un libro ambientado en la corte de Enrique VII de Inglaterra, con una trama muy interesante y que, como punto fuerte, desde mi punto de vista, tiene a los personajes principales, que se desarrollan muy bien durante toda la lectura. La protagonista femenina, Margaret, es para mí lo mejor, junto con su relación con Adrian. Se lee bien, es interesante en todo momento y la ambientación está muy conseguida. 

¿Qué no me gustó? Algunos personajes secundarios no son nada reales y se pierde un poco el norte. Aunque, sobre todo, para mí, su punto débil es que los malos son muy malos sin mucho sentido. Es algo que el libro no necesita para nada y le da un final abrupto e innecesario. 

Contemporánea 

Siete razones para odiarte odiarte, J. de la Rosa

Novela romantica verano

Agobiada por un nuevo encargo para la revista LUO, Ana tiene que perderse en lo más profundo del país en busca de un argumento sólido para su artículo.

Allí se topará con Juan, un tipo grande, fuerte y con muy malas intenciones. Cualquier contacto entre Ana y Juan chirría como una cerradura oxidada, por lo que ella debe preguntarse por qué ha caído entonces siete veces entre sus brazos.

Asesinos en serie, bandas de música que aparecen de la nada y verdura, mucha verdura, serán los ingredientes de esta novela divertida que te mostrará que quizá el amor aparezca donde menos te lo esperas.

Este libro continúa la historia de Ana, la amiga de la protagonista de Siete razones para no enamorarse, que ya os comenté en un artículo anterior. Así que, si te quedaste con ganas de más, este es tu libro. Te vas a reír con el y con las situaciones disparatadas que presenta el autor. Lo peor de Siete razones para odiarte es que es muy corto y te quedarás con ganas de más. 

Bonus no romántica

American Gods, Neil Gaiman

Novela verano

Dioses antiguos, héroes mitológicos y figuras legendarias se dan cita en la obra narrativa más importante del extraordinario Neil Gaiman.

¿Es que no hay nada sagrado?
Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.
Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.
Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.

Ya sé que American Gods no es un libro romántico, aunque no le falta su punto de amor, por supuesto, eso sí, extraño y retorcido como la historia. Hacía mucho tiempo que quería leer el libro y, hasta este verano, no he podido sacar tiempo. No te voy a mentir, tiene la culpa la serie de televisión. Soy de las que opinan que es mejor leerse el libro y luego ver la película o serie. 

Con este libro tuve sentimientos encontrados en todo momento, había muchas cosas que no me cuadraban para nada y, desde luego, no me gustaba que no me especificara con qué dios estaba pasando un rato. Llegó un momento que me costó mucho continuarlo, pero debo decir que el final es redondo, perfecto y hace que todos los hilos sueltos se unan y todo cobre sentido. Así que, si te animas a entrar en el mundo de los dioses nuevos y los dioses antiguos, acábalo, pues el final es lo mejor de toda la historia. Merece la pena. 

 

Y nada, hasta aquí algunos libros que leí en verano, no me he dejado ni uno romántico de los que me he leído por primera vez. Y sí otros que nada tienen que ver con la temática. ¿Qué has leído tú este verano? 

Únete a mi lista de correo

Y consigue mi «Guía de los errores históricos más comunes en los libros románticos de época victoriana».

Puedes compartirlo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario