Guía de series con un punto romántico

Seis series en emisión que no te puedes perder

Las series están de moda. Sí, muy de moda. Y lo cierto es que la oferta audiovisual de la pequeña pantalla tiene cada vez más calidad. Me encantan las series y tengo debilidad por las de época (y si salen mafiosos, más, creo yo). No sé cuántas puedo llevar en danza en estos momentos, pero he querido hacer un repaso a las que más me gustan como lectora de romántica.
series romanticas 

Anatomía de Grey

Vale, ¿quién no conoce Anatomía de Grey? A estas alturas, con doce temporadas en antena y esperando la trece (¡wiiii!), creo que pocas personas serán ajenas a ella y a su trama. Sin embargo, yo te voy a contar un poco de ella por si has estado viviendo más de una década en una cueva, en la luna, en el espacio o la Antártida. Eso ya es cosa tuya.
La protagonista es la doctora Grey que, tras acabar la carrera, se traslada a Seattle para realizar su residencia en el hospital donde su madre se consagró como un genio de la medicina. La noche antes de comenzar, se va de copas y acaba acostándose con un tío (“El tío del bar”), que a la mañana siguiente conocerá como Derek Shepherd, neurocirujano en el mismo hospital. Desde ese momento, comienza una historia de amor y desamor entre todo el elenco. Sí, todo, todo y todo. Me fascina la manera que tiene la serie de enredar y desenredar. En serio, merecen la pena todas las temporadas y lo digo yo, que soy muy mía para la sangre, vísceras y cosas médicas en general. Pero me encanta esta serie.

Jane, the virgin

Jane, the virgin, ha sido toda una revelación. En un primer momento, no sabía si me encantaba o la odiaba, pues es un formato muy curioso, con una voz en off que hace unos comentarios geniales y una historia sacada de un culebrón (literalmente, pues es un remake de una telenovela venezolana de 2002). Pero fue aparecer en escena Rogelio de la Vega y supe que no podría dejar de verla.
El argumento gira en torno a Jane, una chica aplicada que, a causa de una promesa que le hizo a su abuela, sigue siendo virgen con veintialgúnaños. Pero un día, cuando va a una revisión ginecológica, le inseminan por error el semen de Rafael Solano y queda embarazada. Siendo Luisa, la hermana de Raf, la doctora, y complicando la vida de Jane con su novio Mikel. Todo un enredo que da para una comedia romántica. Ah, una cosa que me hace mucha gracia es que Jane se está formando para ser escritora de novela romántica. Además, si le das una oportunidad, llegarás a un punto que serás o del Team Mikel o del Team Rafael. Te lo auguro.

Outlander

Juro que cuando leí el argumento de Outlander creí que no me iba a gustar (Sí, ya, desconocía que existían los libros. Una que es así de guay). Luego, fue comenzando la historia y me enganchó muchísimo. Y si algo tengo que destacar es, sin duda, la música.
Imagino que pocas lectoras de novela romántica (ejem-ejem) no sabrán de qué va Outlander. Yo lo voy a resumir: cuando finaliza la Segunda Guerra Mundial, Claire va a reunirse con su marido, al que no ve desde hace tiempo a causa de la contienda. Una vez juntos deciden irse de viaje a Escocia para reconectar, pero una vez allí, ella se pierde a través del tiempo y viaja doscientos años antes donde tendrá que lidiar con esa nueva situación. Wow, sí, no podía irse de compras para desconectar.

Girls

Esta serie no es para todos los gustos, lo asumo. Es curiosa en su planteamiento y los personajes son cada vez más extraños y disparatados a cada capítulo y temporada que pasa. Destacando a Hannah, la protagonista, y a Adam, que es, simplemente, Adam.
Todo gira en torno a cuatro chicas que viven en Nueva York (¿Os suena el argumento?): Hannah, que quiere ser escritora y tiene una extraña relación con Adam; Marnie, que busca tener una vida perfecta; Shoshanna, que está acabando la universidad y no encuentra sus sitio; y Jessa, la prima de Shosh y mejor amiga de Hannah, que está muy perdida. Viviremos a través de las cuatro la vida en Nueva York y sus locuras. Es muy recomendable.

The affair

The affair ha llegado a ser una de las series que más espero. Admito que me tiene muy enganchada. La forma que tiene de narrar la historia es muy original y los personajes me fascinan con cada matiz que vas conociendo de ellos.
¿De qué va la serie? Pues de una aventura (amorosa), como su nombre indica. Noah es un padre de familia con cuatro hijos que tiene una vida acomodada junto a su mujer Helen, aunque no es del todo feliz. Un verano conoce a Alison, una mujer que esconde una gran tristeza en su interior, pero que pronto se convertirá en su amiga y confidente.
Parece poca cosa, ¿verdad? Pero si a ese argumento le mezclamos que en el presente —pues todo eso que os he contado narra lo que pasó un tiempo antes— se está investigando un delito, y que cada capítulo se divide en dos, dependiendo del punto de vista. Rompe todos los esquemas. Yo en el primer capítulo vi la parte de Noah y luego, cuando tocó la parte de Alison, me fijé en que ella tenía el pelo suelto en la primera y una coleta en la segunda y los matices que iban cambiando, supe que me encantaría seguir esa serie. Recomendadísima.

Velvet

No podía acabar este listado sin una serie española. Es cierto que la ficción patria no tiene el mismo aliciente para mí que la extranjera. Creo que estamos a unos pocos años de poder dar con clave para hacer una buena serie de verdad. Aunque Velvet es un buen ejemplo de que vamos en la dirección correcta.
Ambientada en los años cincuenta en unos grandes almacenes. Todo gira, en un principio, en torno a Ana y a Alberto, que desde muy pequeños han estado enamorados. Pero él es el hijo del dueño y ella solo la sobrina de un empleado. La acción comienza cuando él vuelve de Londres para trabajar en los Almacenes Velvet junto a su familia.
Si algo tengo que destacar de esta serie son sus secundarios que, en algunas ocasiones, tienen mejores tramas que los principales. Como Clara y Mateo, que me encantan, y otros tantos.
 
¿Qué te parecen estas series? ¿Pondrías algunas más o quitarías otras? Yo, en cuanto empieza una temporada de estas, no puedo parar de ver capítulos. Igual que me pasa con algunos libros y sus capítulos. 

Únete a mi lista de correo

Y consigue mi «Guía de los errores históricos más comunes en los libros románticos de época victoriana».

Puedes compartirlo en... Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario