Cinco películas románticas que no hablan de amor

Cinco películas románticas que no hablan de amor

Encontrar buenas películas románticas puede ser complicado. A mí no me importa el subgénero donde se ubique, mientras que estén bien hechas y nos hagan pasar un buen rato. Es por eso que, desde hace un tiempo, no le hago mucho caso a la clasificación que le puedan dar en el cine y me fijo en la historia, en lo que puede ofrecerme.
Así que hoy os quiero hablar de cinco películas que no han sido clasificadas como cine romántico, pero la carga del amor es tan fuerte que sin ella no serían las mismas.

Cinco películas románticas que no hablan de amor

La cumbre escarlata

pelicular de amor

En cualquier lugar donde veamos anunciada La cumbre escarlata, la encuadrarán dentro del género de terror, ya que aparecen fantasmas. Pero tiene varias cosas que me llamaron la atención: su director es Guillermo del Toro, aparece Tom Hiddelston y está ubicada en el siglo XIX. La película se dedica a enseñarnos la mejor mano del director, en un ambiente maravilloso. Y, donde sin lugar a dudas, el hilo conductor es el amor.

Aunque si no te gustan los sustos y los fantasmas, esta película no te gustará.

La trama gira en torno a Edith Cushing, una heredera americana que tiene un don para sentir lo paranormal. Una vez que tiene edad para casarse, se enamora de sir Thomas Sharpe, un noble inglés venido a menos que quiere vender su idea de una máquina para recobrar su fortuna. Aunque el padre de Edith ve claro que solo la quiere por su dinero, ella cree en su amor. Así que, tras el fallecimiento de su progenitor, decide casarse con Thomas y se muda a vivir a Cumbria, en Inglaterra, donde su vida cambiará por completo.

The Lobster

pelicula de amor

Si digo que The Lobster es una historia de amor, no miento. Aunque se ha catalogado como ciencia ficción, las extrañas relaciones sentimentales de los personajes, son el hilo conductor de la misma.

La historia se centra en un futuro encorsetado, donde si una persona no tiene pareja, no le sirve a la sociedad y debe pasar un tiempo en una especie de balneario buscando una. Si no la encuentra a tiempo, acabará convertida en un animal.

Bajo la premisa que os cabo de contar, el amor no es importante, lo son otro tipo de valores: como que las personas sean compatibles o que tengan cosas en común que puedan compartir en el futuro. Sin embargo, es, sin lugar a dudas, una gran historia de amor. Si tuviera que describir esta película en pocas palabras serían rara pero maravillosa.

El castillo ambulante

película de amor

Me fascina Hayao Miyazaki y El castillo ambulante es una de sus mejores películas. Basada en el libro de Diana Waynne Jones, vas a encontrar magia, guerra, una llama parlante llamada Cálcifer y un asombroso castillo que cambia de ubicación. Y, como no, una historia de amor, aunque es una película que entraría más en el género de la fantasía. Es de todas la de esta lista la que he visto más veces y no me canso de ella.

En un mundo siempre en guerra, hay un castillo ambulante donde vive el mago Howl. Sobre él se cuentan muchas historias, como que roba el alma a las mujeres, pero Sophie, de dieciocho años, se ha encontrado con él y solo le ha ayudado. Así que, cuando la Bruja del Páramo le eche una maldición, intentará llegar a Howl para poder liberarse.

Big fish

pelicula de amor

Si Miyazaki me fascina, no sabría qué decir de Tim Burton, que me gusta todo lo que hace. Y con Big Fish consiguió llevarse un poco de mi corazón. Basada en la novela de Daniel Wallace, es una historia de fantasía que contempla la vida de un hombre contada a su manera. En cada una las fábulas que va narrando, rezuma amor por los cuatro costados. Creo que es de ese tipo de películas imprescindibles, de las que se deben ver al menos una vez en la vida.

El protagonista es Edward Bloom, interpretado por un magnífico Ewan McGregor, que desde que su hijo Will es pequeño, le ha contado la historia de su vida con un toque de fantasía. En sus relatos aparecen brujas, gigantes y todo tipo de personajes fantásticos. Pero con el tiempo, padre e hijo se van distanciando a causa de estas mismas historias, aunque el día que la salud de Edward empeore, Will viajará para estar a su lado y recordará los cuentos de su padre.

Amélie

pelicula de amor

Jean-Pierre Jeunet es otro de esos directores de los que me gusta todo. Os hago un inciso para recomendaros Largo domingo de noviazgo que sí, por supuesto, es una película del género romántico, pero con ese toque extravagante que solo él sabe darle.

¿Quién no conoce Amélie? ¿Y en qué género la ubicarías? Yo no lo haría en el romántico, aunque sí he visto que en muchos sitios lo hacen. Amélie es Amélie, una película inclasificable que tiene una carga romántica importante, pero no definitiva. Y por eso mismo creo que se merece estar en esta clasificación.

Todas estas películas me encantaron y algunas las he visto más de una vez, pero no podría clasificarlas como románticas. Aunque sí creo que sin la trama amorosa no podrían estar completas. ¿Y tú? ¿Tienes alguna película que pudiera entrar en este listado? Me encantaría conocerla.

2 thoughts on “Cinco películas románticas que no hablan de amor

  1. Hola! Esta noche he visto La cumbre escarlata. ?? Maravillosa, me alegro haber seguido tu recomendación. La casa era espectacular, a la vez que tenía ese punto tétrico, perfecto para los fantasmas. Todo un poco rojo, ?? eso sí.
    Gracias, un besito.
    Por cierto, me lo estoy pasando en gordo por tu blog.

    1. Es verdad, ¡todo es un poco rojo! No fue nada sutil Del Toro ^^ Eso sí, Tom Hiddleston hace un papelón y, como dices, el ambiente es de peli de fantasmas victoriana muy chula.

      ¡Me alegra un montón que te lo estés pasando bien por el blog! ¡Para eso está! Espero que te pasees como en tu casa 🙂

      Un besazo,

      Altea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.