«De Bombay a ti» ya es una realidad

Hoy, como dijo Francisco Umbral, he venido a hablar de mi libro. Si habéis leído el «Sobre mí» de la web, ya sabréis que mi primera obra está a punto de salir. Pues bien, en septiembre seré una mamá primeriza, y el nombre de la criatura es De Bombay a ti, ¿os gusta? A mí me encanta.
novela romantica
 
Cuando comencé a pensar en escribir un libro —una idea muy loca que se ha hecho realidad—, no dudé ni un momento en saber que sería de romántica histórica, pues es quizás el género que más leo desde hace muchos años. Luego maduró la idea, elegí época y los personajes fueron naciendo poco a poco.
 
Escribir De Bombay a ti ha sido toda una aventura que verá a la luz muy pronto. Y no puedo estar más contenta con la experiencia, que ha sido fantástica en todos los sentidos. He leído en varias ocasiones que escribir un libro es una tarea muy solitaria y, en cierto modo, es cierto. Aunque yo he tenido la suerte de contar con muchas personas a mi alrededor dándome ánimos y enseñándome mil cosas. Gracias a todas ellas.
 
Y, como una no estrena un primer libro todos los días, quiero contaros un poco del mismo a través del blog. Por lo que subiré cada jueves una serie de artículos que se centrarán en la época histórica y en detalles que aparecen en el mismo. Sin destripar la trama en ningún momento, lo prometo.
 
Bueno, os podría contar muchas cosas, pero me lo voy a reservar para las próximas semanas. Así que os dejo la sinopsis y la preciosa portada del libro. Espero que os enamoren tanto como a mí. 

De Bombay a ti

 novela romantica

 


Kate ha cometido un gran error: abandonar a su marido. Está dispuesta a volver a Londres y vencer todos los obstáculos con tal de recuperarlo, pero ha de ser con discreción, pues nadie debe saber que están casados: la sociedad victoriana no perdona el escándalo.

Christopher desempeña cómodamente su papel de aristócrata segundón, la mejor coartada para sus misiones secretas al servicio de la Corona, hasta que de pronto irrumpe en su vida Kate, la mujer que lo abandonó y que tampoco es quien decía ser…

Ambos deben sortear las trampas de una sociedad profundamente convencional y estricta, donde se confunden traficantes de opio, científicos despistados, malvadas condesas y barones aburridos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.