La época victoriana en la novela romántica

La semana pasada os contaba que De Bombay a ti era ya una realidad y también que iba a realizar una serie de entradas en el blog, para abrir boca, que tendrían que ver con el entorno histórico y algunas curiosidades. Es por eso que, en esta ocasión, os vengo a hablar de la época victoriana, desde mi punto de vista de no-historiadora, pues es el momento en el que se encuadra el libro.
epoca victoriana novela romantica
Escribir una novela romántica que trascurra en ese periodo histórico no es algo muy novedoso, pensaréis. Es un género en sí. Pero creo que De Bombay a ti tiene muchas cosas para no ser «otro libro más victoriano». Creedme.
 
La era victoriana transcurre durante casi 64 años, los mismos que estuvo en el poder la Reina Victoria. Desde 1837 hasta 1901. Se le ha llegado a llamar Golden age, Golden calm, Indian summero Long afternoon. Pues fueron unos años de prosperidad y relativa calma para los británicos. Aunque eso no es del todo cierto, e incluso algunos escritores de la época decían de ella que sería recordada como una edad dorada, pero en el futuro, no en el momento que ellos estaban viviendo.
 
Aunque se contempla como un único periodo, durante varias generaciones y 64 años, lo único que tenían en común esas personas fue tener a la reina Victoria en el poder. Se realizaron muchos avances y el mundo cambió radicalmente.

La época victoriana en la historia

División histórica

La era victoriana se suele dividir en tres:
  • Época temprana (1837-1851): se caracteriza por ser una continuación de la Regencia, fue un momento de depresión, dificultades en todos los sentidos y de un malestar social alarmante. De hecho, la década de los años cuarenta fue llamada Hungry Forties.
  • Mid-Victorian-calm (1851-1870): este es el período donde ubico De Bombay a ti, es una época donde comienzan los inventos, las innovaciones y se asienta el reinado. Aunque también está marcada por la Guerra de Crimea y la Rebelión de la India.
  • Época tardía (1870-1901): años de contrates, comienza el nuevo imperialismo y una reestructuración en la sociedad en muchos aspectos. De hecho, la mayoría de mis novelas favoritas de romántica histórica están ubicadas en estos años. Son tiempos muy convulsos, marcados también por el terrorismo.

 La modernidad victoriana

Es un tiempo de modernidad, donde la literatura es recordada por nombres como los de Dickens, Thackeray, las hermanas Brontë, Lewis Carroll o sir Arthur Conan Doyle. La religión, por su parte, fue cuestionada por Darwin. Y los avances tecnológicos marcaron el siglo XIX y el XX. Lo cierto es que Gran Bretaña dio un salto increíble en riqueza y medios desde 1837 hasta el final de la era victoriana, pero también hay que tener en cuenta que habían pasado 64 años.

Desde luego que fue una época extraordinaria, pero ¿qué nos llama tanto la atención a las escritoras de novela romántica? Yo no puedo responder por las demás; solo por mí. Y mi respuesta sería la temporada. Me parece increíble las millones de normas sociales que se establecieron como costumbre, pues los victorianos odiaban la laxitud de los georgianos. Me encanta leer sobre mujeres fuertes que rompían moldes y que, dentro de una sociedad tan compleja, sabían salir adelante y conseguir sus metas.   
 
Además, justamente por el hecho de tener que regirnos por determinadas normas sociales, creo que ese periodo es especial para la romántica: amores prohibidos, impuestos e imposibles. Superar las barreras de lo establecido. Es mi género favorito, ¿se nota?
 
¿Qué os gusta a vosotros de la época victoriana? ¿Es vuestro periodo favorito para leer romántica histórica o es otro?  

Leave a Reply

Your email address will not be published.