La increíble vida de Hedy Lamarr

Hedy Lamarr va a ser la siguiente mujer con vida de novela de la que te quiero hablar. Inauguré esta sección hace ya un tiempo con Cosas que desconocías de Ada Lovelace y ahora vengo con una mujer que podía con todo y parecía no tener miedo a nada: Hedwig Eva Maria Kiesler.

Hedy Lamarr

De Hedwig Kiesler a Hedy Lamarr

Con una inteligencia superior a la media, Hedy sorprendió a su entorno y comenzó a estudiar ingeniería con dieciséis años. Sin embargo, tres años después, decidió dejar la carrera por la interpretación. Realizó cuatro películas, entre ellas Éxtasis, con la que se hizo un nombre y por la que su primer marido se fijó en ella. Friedrich Mandl era un magnate de la industria armamentística que decidió acordar un matrimonio concertado con sus padres. Su relación se puede tachar de obsesiva. La propia Hedy llegó a contar que no podía bañarse ni desnudarse sin que él estuviese presente. Vamos, un chalado en toda regla.

Mandl vendía armas tanto a Hitler como a Mussolini, de este último decía que era amigo íntimo. Así que ella lo acompañaba a todo los actos y se codeó con altos cargos del partido nazi, sin comulgar con sus ideas, ya que ella era de origen judío. Tuvo que dejar de actuar, y su marido se volvió loco buscando todas las copias de Éxtasis, ya que ella aparecía desnuda en la cinta. La relación llegó a ser tan opresiva, que Hedy tuvo que escapar de él. ¿Cómo lo hizo? Pues hay dos versiones, a cada cual más de película, como su vida. Ella comentó en sus memorias que drogó a su asistenta, que había contratado poco tiempo antes por parecerse a ella, y que con sus ropas escapó de su casa, mientras que otra versión dice que se escapó por la ventana de un restaurante.

En definitiva, pudo huir del yugo de su marido y por fin encontrar la libertad. Primero en París, luego en Londres, donde conoció a Louis B. Mayer, con el que se marchó a Estados Unidos. Según dicen, ella vendió todas sus joyas para estar en el mismo pasaje y, cuando acabó el viaje, ya tenía un contrato millonario como actriz de siete años cobrando 3000 dólares a la semana. Cuando bajó de ese barco, ya había pasado de Hedwig a Hedy Lamarr y comenzó su etapa en Hollywood.

Actriz de Hollywood e inventora

Aunque su carrera principal fue, sin duda, la de actriz, y participó en más de 30 películas, nunca dejó de lado la ingeniería. Durante la Segunda Guerra Mundial, a causa de que los bombarderos alemanes disparasen a barcos civiles, decidió estudiar un sistema de misiles dirigidos por radiofrecuencia. Algo que, sin embargo, a los aliados no les gustó por el miedo a que los alemanes pudieran interceptarlos y volverlos en su contra. Como ella había conocido de cerca el régimen nazi, se vio capacitada para ayudar en la lucha contra Hitler, pero no consiguió hacer mucho.

Su gran descubrimiento lo realizó junto a  George Antheil, basado en las teclas de los pianos y se patentó el 11 de agosto de 1941 bajo el nombre de Sistema de comunicaciones secreto. Es decir, crearon el sistema precursor de los sistemas inalámbricos actuales. Aunque no fue usado en la Segunda Guerra Mundial, sí que fue utilizado más tarde durante la Crisis de los misiles de Cuba. Firmó la patente con su nombre de casada y no fue hasta años después que se supo que era ella la inventora. Y el reconocimiento le llegó muy tarde. En 1997, fue premiada por la Electronic Frontier Foundation, cuando tenía 82 años. En aquel momento, cuando le informaron del premio, dijo: «Bien, ya era hora». Genio y figura.

Diez curiosidades de Hedy Lamarr

  • Fue la primera mujer en fingir un orgasmo en la gran pantalla y en aparecer completamente desnuda en una película comercial.
  • El 9 de noviembre se celebra el día del inventor en su honor, pues es la fecha de su cumpleaños.
  • Le ofrecieron protagonizar Casablanca, y lo rechazó.
  • Le encantaba el arte y pintó varios cuadros.
  • Entre otros de sus inventos destacan: una patente para mejorar el funcionamiento de los semáforos, una pastilla para crear agua carbonatada, un collar de perros fosforescente y un invento para ayudar a las personas con movilidad reducida a salir y entrar del cuarto de baño.
  • Publicó su propia autobiografía en 1966 titulada Éxtasis y yo, aunque con el tiempo comentó que no la había escrito ella y que muchos datos eran pura ficción.
  • Fue arrestada dos veces por hurto.
  • Google le dedicó un doodle en su 101 cumpleaños.
  • Se casó y se divorció seis veces, su último matrimonio fue con su abogado matrimonialista.
  • Su nombre artístico se lo puso en honor a Barbara La Marr.

Hedy Lamarr es una de esas mujeres que hicieron historia. Su vida parece sacada de una novela y, desde luego, consiguió  todo lo que se propuso en la vida con una mentalidad muy curiosa y una inteligencia sobresaliente. ¿Conocías la vida de esta actriz de Hollywood? Cuéntame en comentarios qué te parece.

Leave a Reply

Your email address will not be published.