La La Land no es una película romántica

La La Land no es una película romántica

Hoy vengo a hablaros de La La Land, una película que imagino que ya ha visto casi todo el mundo. Te quiero contar qué me pareció y mis razones para no considerarla una película romántica. También debo advertir que, a partir de aquí, hay un montón de spoilers.

película romantica

No, La La Land no es una película romántica

Lo cierto es que acabé La La Land muy enfadada, con la sensación de que me habían estafado dos horas de mi vida. Y a mí me gustan mucho los musicales. Las canciones no son un problema, de hecho, las sigo escuchando, pues me gustan bastante.

¿De dónde proviene mi cabreo? No, me importa muy poco que no acabaran juntos, de hecho, me parece hasta bien, de lo cansada que estaba de ellos dos, la verdad. Mi cabreo proviene de tirarme casi dos horas viendo una historia de amor con sus altos y sus bajos y que, a cinco minutos del final, ella esté con otro, él en su bar, sin ningún tipo de explicación. Me sentí estafada. En una escena antes, están los dos en un parque sin saber qué van a hacer con su vida y luego pasan cinco años sin ningún tipo de explicación.

Y ya el numerito de Hollywood del final feliz durante cinco minutos… Ufff, que no. Mátame camión.

Y digo que no es una historia romántica, pues a mí me parece la historia de cómo ellos dos consiguen sus sueños, pero, para nada, se centra realmente en una bonita historia de amor que, por otra parte, acabe bien. Que sí, acaba bien… de otra manera. Ella es una actriz famosa, casada y con una niña, y él ha conseguido tener su bar de jazz. Son felices, pero no juntos. No me parece una película romántica, me parece un musical con una historia de amor de fondo que no acaba bien.

Sin embargo, me gustó mucho el colorido, las canciones, por supuesto la de City of stars me parece preciosa. Los toques a películas clásicas de Hollywood es una pasada.

Lo cierto es que la película lo tenía todo para gustarme, pero creo que estaba cansada de ellos dos y de la historia a mitad de película, se me hizo larga y ya lo de saltar cinco años sin explicación, me mató.

Con el tiempo, creo que me hubiese gustado más si le hubiesen recortado unos veinte o veinticinco minutos de metraje.

Claro, escribiendo novela romántica, seguro que piensas que mi cabreo proviene de que no acabaran juntos, pues no, eso me dio igual. De hecho, una de mis películas favoritas es Casablanca, perfecta del principio hasta el final. Entre otras cosas por no rellenar.

En fin, ¿crees que La La Land es una película romántica o, como yo, que es un musical con historia de amor que no es central? Cuéntamelo en los comentarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.