La primera novela romántica que leí (y no me gustó)

La primera novela romántica que leí (y no me gustó)

Es curioso comentar que la primera novela romántica que leí no me gustó nada, ¿verdad? Ya que ahora este es mi género favorito y al que dedico muchas horas de mi vida a escribir. Pero fue como un choque de trenes, un «pero ¿esto qué es?» en toda regla y, aunque salí escaldada como el gato de ocho kilos de mi madre cada vez que quiere pasar por una rendija, también picó mi curiosidad. ¿Quieres saber cuál fue? Te lo cuento:

novela romantica historica

La primera novela romántica que leí

La primera novela romántica que leí fue, por pura casualidad, La novia cautiva de Johanna Lindsey, que, a su vez es el primer libro de la autora. Creo que estaría yo en tercer año de carrera, más o menos, hace unos años, cuando, buscando fanfics de una serie que me gustaba, me encontré con uno con muchos comentarios, pues la chica había copiado el primer capítulo de la novela y solo le había cambiado los nombres. La verdad es que todos o casi todos los comentarios eran denunciando ese hecho a la web, pues quedaba muy raro ver nombres japoneses en una historia del siglo XIX en Inglaterra y en Egipto. Sí, muy raro. Pero cuando descubrí el verdadero nombre de la obra y de la autora, me sonó muchísimo, y lo fui a encontrar en la biblioteca de mi yaya, que sí era una gran aficionada a la novela romántica. Y buscando en su biblioteca, parecía que de una de esas colecciones que salen por fascículos semanales, encontré unas cuantas novelas de la autora.

Bien, pues a mí me entró el gusanillo.

Si no has leído el libro y te apetece leerlo, sáltate este párrafo que es spoiler. La verdad es que leer ese libro fue lo más parecido a la sensación de que algo no te gusta, pero no puedes parar. Es que a la protagonista, Cristina, le pasa de todo: la secuestran, la violan, le pegan palizas, se queda embarazada, sufre un síndrome de Estocolmo como una casa, cree que ha perdido al chiquillo… y al final acaba tan feliz y tan bien. Oye, una cosa… En serio, no la recomiendo en absoluto. Gracias a la Wikipedia os diré que el  libro es de 1977 y creo que eso influye, pues la autora tiene de esa época unos libros que son muy del estilo y que, desde luego, no recomiendo a nadie. Luego va a mejor.

Vaya, después de eso, la verdad es que me costó un poco seguir con la novela romántica, pero no tanto, pues volví a coger otro libro de mi yaya al poco de terminarlo. La carne es débil. Y, para más delito, de la misma autora. Aunque, en esa ocasión, empecé la saga de los Mallory, con Amar solo una vez, que me gustó mucho y ya me metí, irremediablemente, en el mundo de la novela romántica histórica; la contemporánea tardó mucho más tiempo en llegar a mi vida para quedarse.

Después de saber mis inicios en el género, seguro que entiendes mucho mejor 8 pautas que se seguían en las primeras novelas románticas que leí, escrito en tono de humor, claro. ¿Cuál fue tu primera novela romántica? ¿Te has leído las que cito aquí? Me encantaría saber tu opinión.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.