Las bambalinas de la bilogía Tokio: 23 curiosidades

Las bambalinas de la bilogía Tokio: 23 curiosidades

La bilogía Tokio ya está en Amazon para que la leáis entera. Me costó muchísimo despedirme de esos personajes para poder continuar con otros, pero todavía me queda algo que decir, algunas curiosidades que creo que os llamarán la atención. En estos veintitrés puntos os cuento algunos secretos de cómo se llegó a escribir y de los personajes. ¿Os apetece? Eso sí, si no la habéis leído, mejor no leáis esta entrada. 

23 curiosidades de la bilogía Tokio

Bilogía Tokio

Nunca se dice el nombre del padre de Lucía. 

Lucía tiene miedo a volar, pero en el segundo libro lo ha superado. 

Laia, la hermana de Jorge, es la protagonista de Entre líneas. Por eso él quiere irse a Nueva York, donde ella vive con Jaime. 

La última parte del primer libro, desde que Nanako llama a Lucía, hasta el final, lo escribí del tirón. Es, sin lugar a duda, todo lo que ha inspirado la bilogía entera. 

La abuela Concha boicotea el primer vestido de novia de Lucía. Sabe más el diablo por viejo que por diablo.

La canción que Jackie le manda a Lucía al final del segundo libro es Te espero aquí de Pablo López. 

Maca está enamorada de Jorge, pero de verdad que quiere que funcione su historia con Lucía, cree que juntos son perfectos.

Maca y Jorge nunca acaban juntos ni se lían ni nada. Para ella siempre será su amor platónico.

Shou es el personaje más fiel de la historia, tanto es así que por eso no puede perdonar del todo a Nanako.

Las vaginas que regala Keiko existen, lo juro. 

Bilogía Tokio

Mientras escribía la primera parte escuché dos millones de veces (millón arriba, millón abajo) Kon’ya Tsuki no Mieru Oka ni, ya que la música para mí es esencial en todos mis libros. Y, durante la segunda parte, escuché Te espero aquí de Pablo López otras tantas veces. Es curioso, ya que el primer libro es para mí Lucy y la historia de cómo llegó a recomponerse, pero al segunda es la historia de Akira, de cómo superó un coma, la educación aprendida desde pequeño y decide luchar por lo que quiere. 

Seguimos con la música. Te espero aquí es para mí la banda sonora de ese día en el que Lucy se entera de que Aki está vivo y va a verlo, es, más o menos, lo que ocurrió durante el tiempo que estuvieron juntos. Y lo mejor fue que ya tenía escrita esa escena y la idea más que pensada cuando descubrí la canción. Fue un poco como si todo encajara. 

El día que escribí el capítulo en el que Aki se va a Kioto para visitar a su abuelo, casualmente, en la televisión pusieron un documental sobre la ciudad y me encantó ver reflejado en imágenes lo que acababa de escribir. Fue un momento de esos de casualidad infinita, como si el karma me llevase a Japón por varias vías. 

Las historias de animalitos de la segunda parte, los de la clínica de Lucy, están basados todos en hechos reales. Y la profesora Yoshida como tal no existe, pero sí que hay un veterinario japonés en el que está inspirada y hace un trabajo similar. 

La madre de Lucy vive en Luton, ya que un amigo mío se fue a vivir allí hace unos años y me encantó, supe que, en algún momento, en el adecuado, saldría en alguna de mis historias.

Para poder documentarme bien, hablé con mi profesora de japonés (¡gracias, Michiko!), con la que pude confirmar la forma de escribir el nombre de Akira y la explicación de su nombre. 

Curiosidades

En un principio, el epílogo de la primera parte no iba a existir, ya que, como he contado antes, la parte anterior la escribí del tirón. Pero tras el segundo repaso, Aki tenía que decir algo. 

Para mí, la primera parte es como una rueda del tiempo. Me explico: el último capítulo (sin contar con el epílogo que es la voz de Aki y no la de Lucy) conecta con el prólogo. Es decir, el prólogo es la continuación del último capítulo del libro y así se cierra el círculo.

El segundo libro, siguiendo un poco la idea del primero, comienza con la misma frase que acaba el epílogo de Lucy. Ya que, como pasó con la primera parte, cuando acabé de escribirlo todo, Akira tenía que decir algo más y así nació el segundo epílogo de la segunda parte. 

Akira no se puede quedar callado, me obliga a escribir epílogos. 

novela romántica

La bilogía, como tal, no tenía nombre. Cuando me refería a ella con mis queridísimas lectoras cero era «Aki 1» y «Aki 2» (y todavía lo sigue siendo un poco). Pero Alexia Jorques, cuando estaba diseñando las portadas, me preguntó si tenía nombre y, casi por instinto, se tituló bilogía Tokio, ya que para mí la ciudad es otro personaje más en la historia. 

Cuando escribí el primer libro, me sentía tan insegura con la historia (mi primer libro de contemporánea y en Japón, nada más y nada menos) que no sabía si iba a salir de mi ordenador o si iba a escribir la segunda parte. Gracias al apoyo de Abril Camino, de Érika Gael y de Alba Biznaga cogí fuerzas para continuarla y publicarla. 

Nunca me planteé, ni por un segundo, enviarla a editorial. La escribí siempre pensando en la autoedición. Por varias razones: tenía muchas ganas de hacerlo y, con este libro, quería elegirlo yo todo, desde la portada hasta el día de lanzamiento, pasando por las correcciones. Es mi historia más personal. 

¿Qué os han parecido las veintitrés curiosidades de la bilogía Tokio? Muchas gracias a todos los que le habéis dado una oportunidad, por los que me han hecho llegar su opinión y a los que no. A todos vosotros, gracias por leerla, ya que sino, escribirla, no tendría el mismo sentido.

どうもありがとう

8 thoughts on “Las bambalinas de la bilogía Tokio: 23 curiosidades

  1. Me encanta que nos cuentes cosas como estas de la bilogía. Sigue siendo mi favorita por muchooo 😍😍 por cierto me falta leerme dos de tus novelas y una de ellas es la que mencionas aquí en la entrada, tratare de sacar tiempo en estos días y ponerme a ello 🙂

    1. Son mis dos primeras novelas, creo que son muy distintas a las otras (espero haber mejorado en este tiempo). Pero ya me dirás qué te parecen.

      Muchos besos,

      Altea.

  2. Leyendo estas curiosidades me entra la melancolía,…..lo viví todo tan intensamente que extraño a estos personaje.
    Se que en algún momento la releeré.

    *Siempre pensé en que Maca estaba pillada por Jorge y me alegro de que no acabaran juntos, fue una traidora
    Grande Altea

    May Wiki

    1. ¡Hola, May!

      Sí, a Maca le cuesta un montón entender a Lucy, para ella Jorge es el chico ideal y no lo cambiaría por nada. La pobre no conoce a Akira ^^ Jorge y Maca no acaban juntos, siempre se quedó en un amor platónico por parte de ella.

      Muchos besos, guapa.

  3. Hola Altea! A mí también me encanta saber más cosas como a Aracely.
    En serio no se dice el nombre del padre de Lucía? Cómo no me he dado cuenta!
    Laia es hermana de Jorge? 😳 Pero nombras a Jorge en Entre líneas o a Laia en la bilogia Tokio? Voy a tener que prestar más atención.
    Lo de Maca me lo imaginaba, y las vaginas las busqué por internet 🤣🤣mientras leía. Es algo que hago todo el tiempo, buscar en internet lugares y cosas que se describen en los libros. Me hace comprender y meterme mucho más en la historia que leo. Me encantó la floración de los cerezos, espectacular 😍
    Un beso.

    1. ¡Hola, Cecilia!

      No, no se dice nunca el nombre del padre de Lucía por los puntos de vista del libro. Para Lucy es «papá» todo el rato y para Akira es «el padre de Rukia». Es curioso, pero creí que no hacía falta que lo nombraran de otra manera.
      Jorge no sale en Entre líneas, ya que Laia solo habla de su hermana y muy poco, se centra más en sus compañeras de piso y demás fauna que la rodea durante su periplo estudiantil. En ese momento, no tiene una relación muy estrecha con su hermano pequeño. De hecho, el mismo año que ella se va a vivir a Nueva York, Jorge llega a Madrid para estudiar en el instituto de Maca. En Al destino le gustan los valientes, Laia es la hermana de Jorge que va a la despedida de Lucy y que se queda hablando con Jackie antes de que ella hable con Aki por teléfono.
      Y, por lo demás, creo que es fantástico que vayas buscando detalles de los libros, así puedes ir viendo lo que te van contando, que creo que es una manera de leer muy interactiva y que yo comparto 🙂 Yo también me pongo a buscar cosas de los libros que leo ^^

      Un besazo,

      Altea.

      1. Me encanta saber un poco más! Volveré a leer el capítulo donde sale Laia.
        Y Jorge, el pobre, me da una pena….no podrías hacerle un libro a él? Creo que se lo merece.
        Besazo.

        1. No lo descarto, lo de hacerle un libro a Jorge. Yo también creo que se merece un final feliz. Le daré alguna vuelta (cuando el libro con el que estoy ahora me de una tregua, que me tiene muy metida ^^).

          Un besazo,

          Altea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.