¿Libros de sagas o libros sueltos?

«Ser o no ser…». ¿No? Pues ser, hombre, ser. ¡Claro que sí! En el caso de los libros pasa lo mismo, cuando nos plantamos ante una buena historia, con unos personajes muy bien creados y un mundo que nos atrae, ¿queremos más o ya hemos tenido suficiente?

sagas libros romanticos

A mí me ha pasado de todo. Leer un libro perfecto de principio a fin y no querer más. Ha sido increíble, único y maravilloso. Aunque, en ocasiones, me deja con ganas de más.
 
Las sagas de libros pueden ser, reduciendo el asunto muchísimo, de dos formas:
 
  1. Donde el personaje principal siempre es el mismo (también válido para grupos de compañeros aventureros y dicharacheros) y vivimos sus aventuras y desventuras.
  2. El mundo prevalece, pero los personajes principales van cambiando en cada uno de ellos. Esto es muy típico en la novela romántica histórica.

 Pros y contras de las sagas de libros

Pros:

  • Llegas a conocer muy bien a los personajes, y es todo como muy «nuestro».
  • Puedes leer la vida de los personajes de principio a fin, saber qué pasa con ellos en mucho más que un simple libro (un one-shot).  
  • Le da tiempo al autor a desarrollar tramas más largas.
  • Crean un mundo, ya sea inventado o real, pero es su mundo.
  • Los personajes secundarios, a veces, toman el relevo y se pueden desarrollar mucho mejor.

Contras:

  • La historia se puede hacer repetitiva. Estirar el chicle no siempre es buena idea.
  • El desgaste que conlleva para los personajes, pueden  perder la frescura.
  • ¿Esto no acaba nunca? ¡Por Dios!
  • La espera entre libro y libro puede ser insoportable (En serio, veinte años esperando que llegue el invierno, ¡no es normal!).
  • El autor puede llegar a encasillarse y cuando saque algo diferente no gustar igual.

Y en romántica…

A mí no hay nada que me guste más que una saga de novela romántica histórica donde los personajes principales pasan a secundarios de otros libros y así durante unos cuantos. Julia Quinn o Lisa Kleypas son grandes ejemplos.
 
Aunque también es cierto que hay muchas historias que son redondas, perfectas en un simple libro que te lo muestra todo. Es complicado elegir. Por supuesto, cada autor sabe lo que se hace y cómo quiere continuar o acabar con el mundo que ha creado. 
 
Yo soy una firme defensora de las sagas bien llevadas, esas que te enganchan cada uno de sus libros por cosas diferentes al resto. Dos que me gustaron mucho fueron la saga de los Hermanos Sullivan de Abril Camino y los Príncipes del Infierno de Érika Gael, esta última todavía a mitad.
 
En cambio, hace poco me leí El juego de la inocencia de Marisa Sicilia y me encantó tal y como estaba, no echo en falta nada en este libro. De principio a fin es una historia genial, con una gran ambientación. Y otro que leí también recientemente fue Mi isla, de Elisabet Benavent, que me costó un poco cogerle el aire a la protagonista, pero luego me gustó mucho. Creo que es el primer libro que no es una saga de la autora, y me ha enganchado. 
 
¿Y a vosotros? ¿Qué os gusta más? ¿Las sagas ad infinitum o te cansan y con un libro tienes suficiente? ¿Hay alguna saga que debió quedarse en un libro o un libro que debió ser una saga? 

Leave a Reply

Your email address will not be published.