Tokio: como escenario de novela

¡Estoy en modo oriental! Lo aviso ya. 

Tokio es una gran ciudad, por supuesto, y como tal tiene un poquito de todo. Sin embargo, quizá por ser la japonesa una cultura especial que no a todo el mundo le llama la atención, no es un escenario habitual de novela. Vale, salvo que seas japonés. Además, en concreto, en novela romántica está la cosa más perdida aún. Y, bueno, sin hacer una guía, sí me gustaría señalar algunos puntos de la ciudad que son maravillosos y que he utilizado en Al destino no le gustan los curiosos. A ver si os llaman la atención. 

Tokio

Rincones de Tokio

El parque Ueno

En Tokio, el parque Ueno es uno de los lugares donde se pueden observar los árboles de cerezo durante la temporada, hay más de mil. Así que es un lugar maravilloso para el hanami (observar las flores de cerezo) y el yozakura (observar los flores de cerezo por la noche).

Fue donado en 1924 por el emperador Taisho a la ciudad de Tokio, ya que en ese terreno antes se encontraba el antiguo templo Kaneji, que fue uno de los más grandes de la ciudad durante la época Edo, pero que fue destruido durante la batalla de Boshin. Todavía quedan restos del antiguo templo, como la pagada de cinco pisos, pero muy pocos. Actualmente hay otro templo Keneji, eso sí, no tan espectacular como el que se perdió. 

Además, es un lugar donde podemos encontrar cinco museos, como el Museo Nacional de Arte Occidental, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO o el Museo Nacional de Tokio. También varios santuarios. El Gran Buda de Ueno, aunque actualmente solo podemos ver la cara, ya que en el Gran Terremoto de Santo en 1923 se le cayó la cabeza y el cuerpo se fundió para defensa de la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial. Y también podemos encontrar el zoo más antiguo de Japón, con dos pandas. 

Tokio

Santuario Meiji

En El Barrio de Shibuya, en Tokio, se encuentra el santuario sintoísta Meiji. Aunque el original data de la década de 1920 y se construyó en honor al Emperador Meiji, ese se destruyó durante la Segunda Guerra Mundial, así que el actual es una reconstrucción de 1958. Igualmente impresionante. Ya que se encuentra dentro de un bosque. Imaginaos una urbe como Tokio, pero que, dentro de ella se pueda buscar la tranquilidad en un santuario rodeado de árboles. Parece mágico. 

Tokio

El Barrio de Shibuya

Quizá sea la parte de Tokio más famosa de cara al mundo. Forma parte de esa cultura japonesa más tecnológica. Nada tradicional. Lo que más se conoce es el famoso Shibuya Crossing, del que dicen es el más abarrotado del mundo. Da miedo, la verdad. También podemos ver una estatua de Hachiko, los famosos love hotel y el centro comercial Shibuya 109. 

Tokio

El Barrio de Shinjuku

Es el centro comercial de Tokio. En él se encuentran los rascacielos más impresionantes de la ciudad, también el edificio del Gobierno Metropolitano, diseñado por Tange Kenzo. En este barrio está la estación más transitada y unos alquileres muy elevados. Es una zona donde se puede hacer mucho turismo, compras y donde conviven la mayoría de los extranjeros afincados en la capital japonesa. 

Tokio

Me quedan muchos rincones de Tokio, por supuesto. No se puede resumir lo maravilloso de una gran ciudad en unas pocas letras.   A mí me parece uno de esos lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida. ¿Otro? Kioto, que me fascina. Ya os hablaré en otra entrada de la antigua capital de Japón. Bueno, pero ahora Tokio, ¿os llama la atención como escenario de novela? 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.